Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirme a las Noticias

Consejos para la alimentación del bebé. Parte 1

    La alimentación del bebé mediante biberones les permite crecer y desarrollarse perfectamente gracias a que las leches infantiles están totalmente avanzadas y desarrolladas para conseguir tal fin. Es muy importante que las madres que deciden dar el biberón estén tranquilas y sobre todo no se culpabilizen por no amamantarlo. Las leches infantiles responden perfectamente a las necesidades nutricionales del bebé y sus propiedad se aproximan a las de la leche materna. Además, las leches infantiles están enriquecidas con vitaminas, hierro y calcio.

    Desde TodoParaFarmacia os queremos ayudar y daros algunos consejos para una buena alimentación del bebé.

    Los consejos para alimentar al bebé con biberón son idénticos a aquellos proporcionados para amamantar con el pecho, estar tranquila, bien dispuesta, darle el biberón en un sitio tranquilo, hablarle o cantarle una canción,...

    En cuanto a la elección del tipo de leche, las adecuadas son las leches de 1er años o leches de inicio, son las que están destinadas a los bebés durante los primeros meses de vida. Su composición es muy próxima a la leche materna. Los biberones responden perfectamente a la succión del bebé. Las leches de inicio se pueden dar a los bebés de hasta 6 meses mas o menos, es decir, hasta que empieza a comer una comida completa sin leche.
Dentro de las leches de inicio podeis encontrar específicas destinadas a los bebés qee tienen problemas de digestión o de alergias.

    Después se pasaría a las leches de 2ª edad o leches de continuación. Las leches de continuación aseguran el crecimiento del bebé entre los 5 o 6 meses hasta el primer años de vida. Tambien están enriquecidas con vitaminas, hierro y calcios y además con ácido linoléico. Nunca debe empezar a tomarse antes del 4º mes. La cantidad debe ser como mínimo de 500 ml al día hasta el año aproximadamente.

    Despúes seguirían las leches de crecimiento, a partir del 1er año hasta el 3º aproximadamente. Estas leches están enriquecidas con hierro y ácidos grasos esenciales. En anteriores artículos podrás encontrar información más detallada sobre las leches infantiles.

Valora este artículo del blog:
0
Continuar leyendo
1022 Hits
0 Comentarios

Características de las leches infantiles de fórmula. Parte 2

    Después de las leches de inicio vienen las leches de continuación. Tienen un gran parecido a la leche materna, están especialmente diseñadas para lactantes desde los seis meses en adelante, aportando más cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y hierro, sin olvidar que algunas leches de continuación contienen también lactobacilos y bidifobacterias.

    Entre las leches de transición, entre las de continuación y la leche de vaca se encuentran las leches de crecimiento, destinadas a la alimentación de los niños entre uno y tres años. Las leches de crecimiento están especialmente diseñadas para aquellos niños en los que su sistema digestivo y renal aún está en pleno desarrollo y en los que la leche de vaca, por su composición, no está indicada.

    Aunque las cantidades a administrar de las leches de fórmulas dependen de la edad del bebé y, que las dosis, que normalmente se indican son más bien orientativas, aquella que consideramos estándar, son las de una medida dosificadora rasa, nunca colmada, de leche en polvo por unos 30 ml de agua. La cantidad total a administrar deberá ser siempre la indicada por el pediatra. En caso de optar, por comodidad, por la leche infantil líquida, bastaría con agitar el envase, abrirlo y verter la cantidad correcta en el biberón que se va a administrar.

    Además de las leches de inicio consideradas estándar, existen otras adecuadas a distintos tipos o situaciones, por ejemplo las hipo alergénicas, aquellas con un con contenido bajo en proteínas, las que tienen un añadido en su composición ácidos grasos polinsaturados, prebióticos o con oligosacáridos, etc.

    En Todoparafarmacia encontrarás una amplia gama de productos para tu bebe, desde leches de inicio pasando por las leches de continuación y crecimiento hasta todo tipo de productos para la higiene de tu bebe.
Para más información puedes consultar nuestra página web www.todoparafarmacia.es

Valora este artículo del blog:
0
Continuar leyendo
515 Hits
0 Comentarios

Características de las leches infantiles de fórmula. Parte 1

    Las llamadas leches infantiles de fórmula, ya sean en forma de polvo o líquida, tienen como objetivo el satisfacer las necesidades del bebé adaptándose a sus requerimientos nutricionales. A través de las leches de fórmula se intenta que su composición se asemeje al máximo a las características de la leche materna.

    Las leches de fórmula por sus características, se conocen por sus nombres propios, son los siguientes:

  • Leche de inicio o de tipo 1. Desde el nacimiento hasta los cinco o seis meses. Proceden de la leche de vaca modificada asemejándola en lo posible a la leche materna.
  • Leches de continuación o de tipo 2. Para lactantes a partir de los seis meses en adelante. Son las más parecidas en su composición a la leche de vaca, conteniendo más proteínas y sales minerales, aunque en cantidades más pequeñas que las leches de inicio.
  • Leches de crecimiento o de tipo 3. Desde los doce o quince meses hasta los 3 años. Consideradas como el paso final antes de administrar la leche de vaca.

    En lo que se refiere a las leches de inicio hay que señalar, que su objetivo es alimentar a los bebés desde el nacimiento hasta los cinco o seis primeros meses de vida con el objetivo de cubrir en lactantes sanos sus necesidades nutricionales. Son las leches más utilizadas con mayor frecuencia.

    Todas las leches de inicio se hallan sometidas a diversos criterios de composición establecidos y legislados por las autoridades sanitarias correspondientes para que sus características se asemejen al máximo a las de la leche materna y posean la calidad, pureza y digestividad exigidas. Aunque las leches de inicio están especialmente diseñadas para alimentar a los bebés durante los seis primeros meses de vida, en el momento en que el bebé cumple sus cuatro primeros meses de vida pueden ya introducirse algunos alimentos complementarios como cereales, frutas y verduras. A partir de los seis meses es cuando ya se pueden paulatinamente ir introduciéndose las leches de continuación o de tipo 2.

    En el siguiente artículo seguiremos hablando de las leches de fórmulas, puedes ver la amplia variedad de leches infantiles de fórmula que en TodoParafarmacia les ofrecemos pinchando aquí.

Valora este artículo del blog:
0
Continuar leyendo
377 Hits
0 Comentarios

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.